jueves, 27 de septiembre de 2012

Llegó el terror... llegó Frank Miller

El Dr. Lomus vuelve a la carga, esta vez reseñando el nuevo y polémico cómic de Frank Miller que se pondrá a la venta a partir de mañana en España a través de Norma Editorial.


Por fin se publica en nuestro país el fuertemente repudiado "Holy Terror", originalmente una historia de propaganda política protagonizada por Batman contra la organización terrorista Al-Qaeda. Tras retirar DC su apoyo atemorizada por las repercusiones negativas que el proyecto podía generar, Frank Miller terminó la obra de forma independiente, creando un nuevo personaje: "The Fixer", siendo publicado tras un largo periodo de gestación de varios años. En octubre del pasado año fue publicado siendo acogido entre la más fría de las indiferencias y la mas furibunda de las críticas, llegando a acusar a su creador de haber perdido, no ya solo su maestría, sino directamente la razón.


Todo ello ha sido notoriamente injusto. Formalmente, Holy terror supone un feliz reencuentro con el Miller más crudo; puro nervio gráfico que desarrolla narrativamente la anécdota (llamar historia al contenido del libro sería exagerar) entre la contemplación silenciosa y el chillido histérico, a veces sin solución de continuidad, en medio de una narración desordenada, donde las imágenes se atropellan en una erupción desenfrenada de furia incontrolada, confusión que se extiende al irracional uso de la escasa gama cromática que aquí y allá salpica las imágenes. Este feísmo, este caos no ha de ser entendido como algo negativo; es la rabia la que mueve el pincel y es el cómic underground, antes que el superheróico, la referencia. 


Un Frank Miller sin domesticar pues, en lo gráfico, lo cual es un punto muy positivo en una época de tedio gráfico y abulia narrativa disfrazada de vanidad autorial.

Pero es en lo argumental donde la obra ha recibido un mayor y unánime varapalo. Miller nunca ha ocultado el carácter panfletario de la obra, pero incluso ha sido acusado de hacer mala propaganda, lo cual es, además de falso, una tremenda imbecilidad. Porque, vamos a ver ¿Qué  es buena propaganda? ¿El Pato Lucas y Bugs Bunny contra Hitler? ¿Spiderman apoyando a Obama? ¿Es peor Holy Terror que el Capitán América contra los nazis? Yo digo no.


Holy Terror no pretende ser un nuevo "Dark Knight", no intenta revolucionar el medio como Ronin, tampoco pretende establecer un sesudo análisis sobre el problema del terrorismo árabe. No es ese su terreno. Su terreno es el de películas como "Los Boinas Verdes" o "Cobra", pero también "La Chinoise" de Godard o "Novecento" de Bertolucci. Propaganda extremista, virulenta pero inocua, matizada por un continuo sentido del humor brusco en ocasiones. Humor, por cierto, que comienza en el propio título, y que más que "Terror Sagrado", sería traducible como "Santo Terror", en referencia a las casposas muletillas del Robin de la serie de Batman de los 60.



Una Obra Maestra, divertida, refrescante y que no tiene que pedir perdón. Un tebeo merluzo y cabezón que rehusa con orgullosos rebuznos cualquier tipo de dignificación cultural sin complejos y que deja con ganas de más.

Imprescindible y necesario.

Dr. Lomus

1 comentario:

  1. Lo tengo preparado en casita... a ver si me atrevo con él XD

    ResponderEliminar