miércoles, 23 de enero de 2019

Captain Tsubasa Rising Sun


Tras un tiempo sin leer nada nuevo de esta serie emblemática al salir ya escaldado de leer lo mismo de siempre una y otra vez (pero esta vez casi peor), dejé la serie tras los hechos de "Captain Tsubasa En La Liga" que me dejó cansado y decepcionado al ver que la serie iba "involucionando" a pasos agigantados.

Sin embargo, gracias a la aparición del juego de Smartphone "Captain Tsubasa Dream Team" me volví a enganchar a esta serie y si a esto le uníamos que se anunció una nueva serie animada (que actualmente lleva ya unos cuantos episodios) pues apaga y vámonos.

Así casi sin quererlo, volví a meterme un poco en el mundillo de la serie, a ver qué tal iba la cosa, y la cosa prometía, por fin había terminado el tedioso arco de la Liga Española y había empezado el de los Juegos Olímpicos. Volvían los enfrentamientos de selecciones que tanto me gustaban y que tanto echaba de menos, ya que desde World Youth, no habíamos visto una ronda final, y hablamos de una serie de mediados de los 90. Así que me descargué lo que había (a día de hoy hay hasta el tomo 10, aproximadamente) y empecé a leer, ya que la premisa me llamaba la atención y había visto cosas tan prometedoras como un partido entre la Alemania de Schenider y Brasil de Santana, Naturezza y Rivaul (odio los nombres semireales, me recuerdan al PRO de finales de los 90). 

Esto pintaba muy guay

ADVERTENCIA ANTES DE EMPEZAR, VA A HABER SPOILERS.

Total, que empecé a leerme y aun quedaban los últimos coletazos de una liga que no acababa nuuuuuuuuuuuuuuuuuuuncaaaaaaaaa. Una temporada de Liga que empezó en el año 2000 o así y ha acabado 17 años después. Tócate los huevos.

Claro que sí, dile a toda la afición culé dónde vives. A tu mujer embarazada le tiene que hacer una gracia...
 
Tras eso, empiezan los partidos preparatorios contra México en el que el entrenador Kira vuelve a probar eso de que Wakashimazu (Ed Warner pa quien no sepa los nombres japos) juegue de delantero. Cosa que no me gusta en absoluto (¿es que el autor no vio nunca a Molina, el portero de España hace años, jugar de extremo?).

Tanto alcohol te ha quemado las neuronas.
 
Después de esa prueba intrascendente, empiezan los juegos (al fiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiin) Y empieza con un partidazo, Japón vs Holanda... o al menos a priori, ya que el partido me parece de lo menos épico que hay en el mundo con unas técnicas que ya no rallan lo absurdo, directamente me parecen una gilipollez y, como he pensado más de una vez, creo que alguien le debería dar a Yoichi Takahashi un manual con las normas de un partido de fútbol, eso y ver un partido de verdad, que cada vez me queda más claro, que eso de ver partidos, lo hace poco, la verdad (los resúmenes del Marca no cuentan Sr Takahashi).

Y mira que tenía ganas de ver a Cruyfford en acción, que ya nos quedamos con las ganas en aquel World Youth, pero es que es un personaje totalmente chungo y lo único que hace es, aparte de jugar solo, llorar la muerte de su hermano, fallecido en un accidente de coche (de nuevo, Sr Takahashi, hay más maneras de morir que en un accidente, ¿eh? Que trauma con los coches...).

¿Os acordáis de ese tomo de Hollanda Youth? Se presentaba un equipo más o menos sólido con montones de jugadores a tener en cuenta, pues bien, ni uno, aquí ni uno hace nada y el ver a un portero de esa selección gritando, "me pongo para que me de en algún lado" me tocó la huevada.

Pero vamos, la cosa no hace más que mejorar, tras ese partido empieza la "revancha" de Argentina de nuevo contra Japón, que no se veían las caras desde el campeonato sub 16. y el partido es... un calco que su anterior enfrentamiento. Muchos goles, todos marcados por Díaz, que hasta mete un gol con la mano a lo Maradona. (Sr. Takahashi, ya existe el VAR ¡¡joder!!).


Total, que tras dos partidos que me hicieron que quisiera coger mi tablet y reventarla contra el suelo (y tras el intrascendente tercer enfrentamiento del grupo de Japón contra Nigeria) llega el partido de Brasil contra Alemania (no, no se repitió el 7-0 del mundial, pero hubiese molado) y ese es el único partido que he visto realmente emocionante, también es que muchos de los jugadores de ambos equipos son mucho más carismáticos que cualquier personaje nuevo, además, le tengo un especial cariño a la Alemania de Schneider, Kaltz, Muller y cia (esos eran personajes buenos y no el cambiar el nombre de un jugador profesional levemente y hacerle hasta un calco físicamente...o bueno, es un decir, porque ver a la Bruja Verón y Simeone con este estilo de dibujo me ha sacado más de una carcajada).

Tras ese partido, la cosa continúa con las eliminatorias de cuartos de final. España da la vuelta a un marcador adverso y termina goleando a México gracias a Michael, el jugador-cura que regatea con los pies encima del balón (XD). Se ve que este es el próximo rival a batir, pero puestos a coger un rival español, ¿no podrían haber cogido a uno con un background algo menos ridículo?


El último partido por el momento es el enfrentamiento entre Japón y Alemania, otros rivales que no se enfrentan desde la final del campeonato sub 16 y bueno, me está dejando sentimientos encontrados, por una parte me está gustando que hasta el momento haya pocos goles (solo uno) pero es que no me transmite demasiada epicidad, de hecho estoy deseando que acaben ya con este para pasar al siguiente. Y la nueva técnica de Tsubasa y Misaki me ha dejado con cara de "Meh" mucho rizar el rizo cuando preferiría menos técnicas y más fútbol.


Y hasta aquí he llegado a leer, hay capítulos nuevos, pero me da pereza leerlos de uno en uno, así que estoy esperando que se acumulen unos cuantos. Hay muchos más aspectos negativos que positivos, voy a intentar desglosarlos.

LOS PERSONAJES

Los clásicos siguen básicamente igual, es más poco o nada han evolucionado, por parte de Japón Tsubasa ya ha demostrado que es el mayor expoliador de técnicas futboleras, ya sin practicar, lo que ve lo imita. Muy original el caballero.


Teniendo a personajes repartidos por el mundo, han decidido prescindir de personajes como Akai para meter a otros dos, que, para mi gusto, pasan sin pena ni gloria (vamos, lo que le pasó a Akai). El rollo de meter de delantero a Wakashimazu me parece un mojón de época, eso es para que los fans no chillen con el enfrentamiento contra Wakabayashi por ser el portero de la selección, sin embargo, ha perdido esa parte de drama y chicha que le daba esa competición y rivalidad, mucho más que esta salida fácil.


En cuanto a los nuevos, no les veo con nada de carisma, sobretodo si contamos que la gran mayoría de personajes nuevos son personajes "reales" con nombre cambiado (Zedane, Rivaul, RobeCaro, Calliusas... todos de rabiosa actualidad). Eso no es lo más sangrante, lo más sangrante es la actitud que le han dado. Si no se va a parecer a su homónimo, pues cambiale el nombre, el aspecto y otras cosas. Todos sabemos que Díaz es Maradona, pero ni su aspecto físico ni su nombre se parecen (y ya ni hablemos de eso de saber perder) ¿Tanto costaba hacer algo así? Ya me tocó la moral ver a Del Bosque como un tío que perdía los nervios y no sabía controlar el partido en la serie de "En La Liga" o, en esta, ver a Edgar Davids dorándole la píldora y aceptando órdenes de un niñato como Cruyfford (en la vida real, un jugador profesional no sería tan condescendiente).

¿Velaskeh soi guapa?

¿FUTBOL?

Sí, lo pongo con interrogante porque fútbol como tal he visto poco, he visto una serie de páginas con piruetas muy bonitas, pero poco más. Más de uno pensaréis "pero si esto ha sido siempre así" Sí y no. Es cierto que esta serie ha sido siempre irreal, con técnicas voladoras muy bastas, pero es que desde hace años la serie había dejado de ser shonen para publicarse en una revista seinen, es decir, más adulta.


Al principio esto se dejaba ver ya que el comienzo de Road to 2002 supuso un antes y un después para muchos jugadores, Tsubasa se vio relegado al Barça B por su cabezonería de querer competir contra Rivaul por el puesto de mediapunta, Hyuga no era válido para la serie A del Calcio italiano y lo relegaron a la Reggina en la serie C y Wakabayashi por hacerse el chulo y salir a rematar en una jugada, le plantaron un gol desde casi el centro del campo, lo que hizo perder la confianza del entrenador, mientras que Schenider le ronda como una mosca cojonera para que fiche por el Bayern Munich (otra cosa que no me mola, los equipos reales, hubiesen sido mejor inventados).

Que grima da este careto. Antes Takeshi no tenía cara de meterse una mezcla de speed y crack antes de los partidos.

Lo dicho, ese comienzo era bestial e interesante, pero eso poco a poco se ha ido simplificando a un ballet absurdo y a tiros especiales que serían propios de un shonen, con lo cual se nota la escasa capacidad del autor por hacer algo interesante de verdad. Otra cosa es lo comentado, las reglas se las pasa por el arco del triunfo: dónde va un jugador no federado y que no ha jugado en todo el año ni entrenado ni nada y que debute en el último partido de liga, porque sí. Ah y lo seleccionan para los juegos Olímpicos, di que sí, esa es una lista bien hecha.


Lo último en este aspecto es el papel de los entrenadores, están... porque tiene que haber alguien, vamos. Pero ni decisión ni táctica ni nada, a dejarlos libres como chiquillos correteando por el campo. Ya pasará algo, o si hay que cambiar de táctica, ya te lo dirán los jugadores, que tú no cuentas. Sigh, echo de menos al entrenador Kira cuando era un borrachuzo.

EL DIBUJO

Lo he dicho miles de veces, el dibujo de este hombre ha ido involucionando, al igual que le ha pasado a otro de esos autores clásicos como Masaomi Kurumada (de Saint Seiya) el dibujo se queda anticuado, sin embargo es que no solo se queda anticuado en este caso, sino que todos los personajes tienen el mismo tipo de cara, las diferencias cada vez son menores y, lo comentado antes, ver jugadores reales con "carita de tsubasa" me parece muy chungo.

Clavaos

En resumen, que podría estar despotricando aquí todo el día. Me da rabia escribir una reseña puteando tanto una serie que siempre me ha gustado, pero es que no podía dejar de expresar mi malestar al ver como va degenerando cada vez más. A ver si termina esta serie, y hace una con la copa del mundo que le de el mundial de una vez, poniendo punto y final. Algo que es muy necesario para esta serie.

¡Nos leemos!

lunes, 24 de septiembre de 2018

Mis 10 tandems del cómic

Cada vez menos colecciono cómics por series y sí por autores, esto es, en una serie de súper héroes interminables como Spiderman o Batman, por ejemplo, si me interesa una etapa en concreto de un artista, es la que pillo, dejando el resto un poco a su suerte, ya sea porque no me interesa o no me dice nada (lo cual es lo mismo). En tomos autoconclusivos o series no eternas, suelo hacer lo mismo, cada día me arriesgo menos, aunque a veces hago excepciones. Siempre suelo ceñirme o al guionista tal o al dibujante cual, sin embargo, un buen equipo creativo puede hacer las delicias de un lector, ya que el dibujante es un fiuel reflejo de su guionista y viceversa, cuando hay feeling, se nota, dotando a la obra en cuestión de una dimensión diferente, que la hace más especial. Estos son diez de mis equipos ceativos que más me gustan, seguro que me olvido de alguno y nótese que la mayoría suele ser guionista y dibujante, aunque quizás haga alguna excepción.

Ed Brubaker y Sean Phillips


Una de las razones por las que he hecho esta entrada ha sido en parte por estos dos monstruos. Cada obra nueva que me leo, consigue cautivarme hasta límites insospechados. Los descubrí con Sleeper y, aunque en principio el dibujo de Phillips no me llamaba mucho, consiguió engancharme y enamorarme cuando leí Fatale (una de mis favoritas). Ahora estoy deseando que empiece a publicarse Kill or Be Killed (que según leí, era en Octubre o por ahí) ya que, con todas las de la ley, sus obras se han convertido en un "must have" en mi superpoblada estantería.

Kazuo Koike y Goseki Kojima


Lo dicho arriba podéis aplicarlo a estos dos genios del manga. La de años que nos tiramos el Lector Furioso y yo para que editasen El Lobo Solitario y su Cachorro, para darnos cuenta que el resto de su bibliografía es excelente también, obras como Asa el Ejecutor, Hanzo, El Camino del Asesino o Kei, Crónica de una Juventud (que aun no he terminado de leer, pero como no la mencione, El Lector Furioso me da un capón...) son mangas brutalmente sobrecogedores y recomendables te guste el manga o no. Pocos autores de manga ponen de acuerdo a un público que no sea fan de los cómics nipones, pero ellos lo consiguen. Esperemos que ECC no se raje en su línea autoral y terminen de completar lo que nos queda.

Jodorowsky y Moebius


¡Para olvidarme de estos dos! Es curioso, que he leído más obras de Moebius que de estos dos juntos, sin embargo, cuando me leí El Incal, algo se rompió en mi cabeza y con la saga de El Corazón Coronado algo se me rompió... a secas. Es cierto que para mí, la excelencia del Incal, no la han alcanzado en otras obras suyas, pero leerte algo de ambos es cuanto menos, divertido. 

Mike Baron y Steve Rude


Que Nexus sea una de mis space opera favoritas es gracias a estos dos bestias, cuando falta alguno, la serie cojea y cuando están ambos es cuando pega ese acelerón de calidad. He de admitir, que me he quedado un poco atrás en Nexus, en parte, por culpa de la cancelación de los archivos y, aunque puedo tirar de los omnibus de Dark Horse, la pereza de tragarme algunos números sin Steve ("The Dude") Rude hace que aun no me haya embarcado en la traca final de la serie original. Sin embargo, todo lo que se edita de estos dos, está en mi estantería.

Sam Kieth y William Messner-Loebs


Vale, su obra no es muy prolífica, pero me encanta como se complementan estos dos autores, me hace pensar como hubiese seguido The Maxx si Messner Loebs no hubiera abandonado el barco. Por otro lado, Epicuro El Sabio siempre será mi cómic de filósofos favorito. 

Chris Claremont y John Byrne


Los polos opuestos se atraen... aunque en este caso se llevan a matar. De todo el caos que liaban estos dos borricos, se engendró una de las etapas más laureadas de La Patrulla X y de Puño de Hierro y, os digo en serio, me encantaría ver un documental de como se gestó esa etapa que tiene pinta de haber sido infernal para ambos autores, que se tiraron tantos trastos a la cabeza (es bien sabida la afición de Byrne a dibujar lo que le salía del níspero con los guiones de Claremont), pero que los lectores disfrutamos y seguimos disfrutando años después. 

Kevin Eastman y Peter Laird


Los creadores de las célebres Teenage Mutant Ninja Turtles, o Tortugas Ninja como las conocemos por aquí. Una lástima cómo han tirado al retrete una franquicia tan molona poco a poco. Tras el volumen 1 deberían haberlas dejado morir en paz y no matarlas con subproductos de tan escasa calidad. Sin embargo, esos primeros números del equipo original quedarán en mi recuerdo como los mejores números de la serie, aunque luego el otro tandem formado por Peter Laird y Jim Lawson no tenía nada que envidiar al anterior, lástima que el primero haya decidido dejar la serie inconclusa (todo hay que decirlo, que estaba tomando un rumbo que creo que ni él sabía salir de ahí) y a los fans de la serie de Mirage con un palmo de narices (las tortugas de IDW no las trago).

René Goscinny y Albert Uderzo


A ver, hoy día no son de mis autores predilectos, pero no voy a ser un cínico y a obviar el primer equipo creativo que me encandiló durante taaanto tiempo. Asterix, el Galo y Oumpah Pah, siempre estarán entre mis cómics más queridos de mi tierna infancia y les tengo un cariño especial, eso sí, a los números guionizados por Goscinny, claro. La etapa de Uderzo al frente de los guiones es... vamos.... que no la tragaba ni de niño, y ya ni hablemos del infame álbum "El Cielo se cae sobre nuestras cabezas" (más bien cayó una lluvia de críticas a Uderzo).

Buronson y Tetsuo Hara


Los autores de "El Puño de la Estrella del Norte" y de su precuela (aunque en esta última, la presencia de Buronson es meramente testimonial). Poco más voy a decir que no haya repetido. Todo lo que hagan estos dos mangakas, estará en mi estantería... siempre que se publique, claro... ¡¡QUE ALGUIEN EDITE EL PUÑO DE UNA VEZ!!

Frank Miller y Lynn Varley


Bueno, he aquí  una excepción al tándem guionista/dibujante por uno de dibujante-guionista/colorista. Hay muchísimos coloristas que merecen entrar aquí y puestos a mencionar, no estaría de más mencionar también a Klaus Janson, quien tiene muchísima culpa de la calidad gráfica en varias obras de Miller, sin embargo me quedo con la pareja Miller-Varley (o ex pareja, en todos los sentidos) a la cual varias obras, como El Regreso del Caballero Oscuro, Ronin o Elektra Lives Again, avalan.

Pues aquí está mi lista de 10 tándems del cómic, no son todos mis favoritos, ni son los más famosos, pero por una u otra razón tienen un hueco en mi tebeoteca. No he de olvidar otros como Stan Lee y Jack Kirby, Dave Sim y Gerhard, Mark Millar y Bryan Hitch o incluso Liberatore y Tambourini, Haberlos, hay muchos y, como en todo, para gustos, colores.

¡Nos leemos!

martes, 21 de agosto de 2018

Lecturas de verano

Tras mucho tiempo sin poder leer tranquilamente y acumular lo más grande en cuestión de cómics, este verano he ido poniéndome al día en muchas colecciones, a pesar de que aun me quedan muchos por leer, le he metido un buen tirón a mis lecturas atrasadas, ahí van:

Capa y Puñal: Sombras y Luz


La primera miniserie de este dúo justiciero es un auténtico comic veraniego, muy disfrutable con un guión muy entretenido de Bill Mantlo y un Rick Leonardi sobresaliente. En este tomo podemos ver la primera aparición de Capa y Puñal en Espectacular Spiderman y un par más de números con el trepamuros, además de la miniserie de 4 números y un especial de Marvel Fanfare. Muy recomendable, yo, al menos lo he disfrutado mucho.

Veneno: Protector Letal


Una de esas series de los 90 que veía en los kioscos y me moría de ganas de leer pero que hasta ahora no me he puesto. Había que aprovechar que la película de dicho personaje está al caer y es algo que me parece fenomenal. El tomo es de lo más entretenido, lo cogí hace un par de días y me lo ventile del tirón. Tenía ganas de tener más cosillas de Veneno, ya que es uno de esos antagonistas que me flipaban cuando era adolescente. Esta miniserie, sin ser nada del otro mundo, me ha gustado bastante y, la incursión de Spiderman le ha dado ese plus.

Authority 


Una de esas decepciones que más duelen. Era un cómic que siempre me habían recomendado por ser el "principio" de grupos de héroes más irreverentes y algo más cinematográficos, como The Ultimates. Encima le pones a los guiones a Warren Ellis y a los dibujos a Bryan Hitch. Por qué no decirlo, estaba frito de ganas de leerlo y al terminar la mitad del tomo aproximadamente, me he llevado un chascazo de esos que hacen época. Ni la historia ni los personajes ni tan siquiera los antagonistas me han llamado lo más mínimo la atención. El dibujo es la leche, pero con un guión flojísimo. Menos mal que antes de pasar por caja, me lo dejó un amigo, 30 euros que me ahorro. Quizás un día me lo relea y cambie de opinión, pero por ahora me ha dejado frío.

Spiderman: La Identidad del Duende 


Llevo UN AÑO para leerme este tomo (y tengo aun unos cuantos más de esta línea sin leer). Lo fui leyendo de manera irregular el verano pasado, pero desde Septiembre, no volví a tocar el tomo. Ahora, con la salida de su continuación, me he puesto las pilas y me terminé el tomo anoche. Es algo más irregular de lo que me esperaba, pero en general me ha gustado toda la historia del duende. Me encanta esta línea de tomos gigantes y estoy deseando pillarme los tomos que me faltan, pero no puedo gastarme un pastizal todos los días, así que poco a poco. Eso si ya tengo ganas de meterle mano al siguiente tomo con "La Última Cacería de Kraven" y el comienzo de la era de McFarlane.

Crisis en Tierras Infinitas


Un clasicazo de DC que si os digo la verdad, me avergüenza reconocer que nunca había leído, sin embargo, no puedo decir que lo haya disfrutado demasiado, en ocasiones me perdía un poco con tanto personaje que, realmente, no conozco. Entre eso y que no me llegaba a meter en la historia, se me ha hecho un poco cuesta arriba. Quizás he tardado demasiado en leerlo, pero no deja de ser un cómic recomendable para los fans de super héroes.

The Fade Out


Para los fans de las novelas gráficas, The Fade Out es una de esas maravillas de un tándem que me flipa cada vez más, a medida que leo más: Ed Brubaker y Sean Phillips. Un genial tomo de género negro situado en el Hollywood de finales de los años 40 durante los primeros coletazos de la Lista Negra protagonizado por un guionista que se ve incapaz de trabajar y vive de los guiones de un compañero que no puede firmar sus propios guiones por ser comunista, que se obsesiona con la muerte de la actriz principal de "su" película. Un gustazo de tebeo que te atrapa de principio a fin con un guión y un dibujo genial (y mira que al principio me chocaba mucho el arte de Sean Phillips). En pocas palabras, de lo más recomendable de esta lista que estoy haciendo.

Cómo Se Hace la Jump 


Y pongo punto y final a esta serie de minireseñas de tomos con este tomo único sobre cómo se hace la mítica revista Shonen Jump. La premisa parece interesante pero desde el principio cae en chistes tontos y sin gracia que poco o nada tienen que ver con cómo se realiza dicha revista. De hecho, tras leerme el tomo al completo, no me han quedado muy claras muchas cosas de cómo funciona el magazine ya que su autor, en pocas palabras, se explica como el culo, y su más que notable falta de rodaje para una serialización se ve plasmada capítulo tras capítulo (no en vano es un mangaka que no vive del manga y se preocupa en recordárnoslo unas 8000 veces por página, un chiste que a la tercera página deja de tener gracia). Es curioso que habiendo una serie como Bakuman, que, por lo que me han dicho, explica esto con mucho más detalle y calidad, hayan optado por sacar este manga tan chungo y que, sinceramente, no merece casi nada la pena. Lástima, la premisa molaba, ojalá hagan un documental de verdad porque sigue siendo interesante el saber cómo funcionan esta clase de revistas.

Y por aquí lo dejo ahora. He obviado las series en curso porque no quiero hacer muchos spoilers y prefiero centrarme en tomos únicos.

¡Nos leemos!

miércoles, 23 de mayo de 2018

Lecturas en Tiempos de Alergia

Ahí van mis minireseñas de hoy.

Gunnm 5


Cuando empecé a leerme esta serie, para mi gusto, sufrióun pequeño bajón con todo el rollo ese del rollerball, sin embargo este tomo me ha enganchado cosa mala y es que la aparición de Desty Nova, uno de los antagonistas de más peso (al menos eso me han dicho porque estoy leyendo esto por primera vez) de la primera serie.

JoJo's Bizarre Adventure 4


Cuarto tomo de Stardust Crusaders y el ritmo sigue trepidante, algo característico en esta saga. Lo bueno que tiene esta serie es que no solo el personaje principal mola, sino que todos los secundarios, rivales y demás gentuza son ultracarismáticos. Sigo recomendando esta serie muy mucho.

Dorohedoro 5


Y al fin parece que la serie va para algún sitio. Tras unos 3 tomos de introducción de personajes y más, el 4º y el 5º han dado otra cara y ha empezado a engancharme. Eso si, la presentación de Jonson ha sido... "Shocking"... Puto personaje hiperrealista...

Naruto 51-60


Llevaba tiempo intentando autoconvencerme para retomar esta serie, pero ha sido ahora cuando la he retomado a falta de 22 tomos para terminarla (ahora solo 12). Tengo que decir que, lo pillé con ganas, pero me encontré una serie de tomos aburridos, aburridos. De hecho, lo único que me animaba a seguir, es que cada vez me quedaba menos para completarla. Ya en el 55 o 56 la cosa da un vuelco y se vuelve mucho más entretenida, pero dista mucho de los primeros tomos que eran geniales en su momento.

Eso es todo por ahora. Tengo más comics en mi biblioteca, pero a falta de tiempo voy mucho más lento. Me leo principalmente mangas porque son más dinámicos y rápidos así que mis comics americanos están ahí saliendo poco a poco.

¡Nos leemos!

viernes, 20 de abril de 2018

Dragon Ball Super (Mi opinión general)


Ya hace cosa de un mes que terminó Dragon Ball Super y si bien tenía pensada esta entrada cuando vi el capítulo, hasta ahora no he podido ponerme. 

Ya es sabida mi opinión sobre la serie en general no ha sido buena, de hecho, tiene el "honor" de ser la primera serie de Dragon Ball que dejé de ver por puro aburrimiento. Es cierto que Dragon Ball GT la dejé de ver en su tiempo porque no me estaba molando y porque eso de pagar creo que eran unas 2.000 o 3.000 pesetas por VHS no estaba al alcance de un crío como era por aquel entonces. Cuando me hice con la serie, ya estando en la universidad me autoobligué a verla. No me gustó, pero me vi los 64 capítulos.

Con Dragon Ball Super, hubo un momento que dije "Hasta aquí" y fue tras la saga de "Black Goku". La serie entonces la iba siguiendo más en los típicos resúmenes y noticias que iban saliendo en diferentes webs. Sin embargo, tras enterarme que llegaba a su fin, me dio un poco de cosilla y me puse al día de manera poco ortodoxa, esto es, saltándome un buen número de episodios de los considerados de relleno y me metí de lleno en el torneo de poder, que, tampoco me pareció nada del otro mundo.


Ahora bien, ¿es Dragon Ball Super mala? Voy a ser un poco diplomático y voy a decir que, al igual que Dragon Ball GT, no es una serie para mí. Ya se dijo que el tono de la serie iba a ser algo más infantiloide y eso, por lo que no me esperaba algo que me fuese a encantar, aunque es verdad que hubo momentos en los que me acordé de los guionistas, animadores y demás personal de la toei y no para bien precisamente XD.

No comment

Veamos el lado bueno, siendo sinceros, esta serie no la veo hecha para contentar a los fans de siempre, sino a los nuevos que han ido saliendo y que les han allanado el camino con cosas como Dragon Ball Kai. Así que esto ha servido para sacar, por un lado, merchandising a cascoporro y un montón de nuevos productos en España relacionados con la serie, por ese lado, mola y me alegro. Por otro, para sacar una serie de spin offs tan bajunos... se podían haber quedado quietos, aunque como he dicho una y mil veces, me quedo con el manga original y punto.

"No, lo siento, rechazado por plagio barato"

Ahora bien, hay varias cosas que quiero comentar, así que voy a desglosar el tema en algunos puntos:

Implicación de Toriyama

El primer punto es que ya, como muchos nos olíamos, la tan celebrada participación de Toriyama parece que se ha quedado en algo anecdótico, ya que él propuso el argumento, y algunos diseños de personajes, pero el devenir de los acontecimientos es otra cosa. En muchas ocasiones da la impresión de estar viendo (o leyendo) un fanfic con mucho presupuesto. Este tema da para mucha discusión, pero concluiré rápido diciendo que si es verdad que Toriyama está ahí metido... pues diré que no se parece en nada a lo que ha hecho hasta ahora.

Vegeta y sus ojitos Kawaii

Personajes (Nuevos y viejos)

En cuanto a los personajes, no había visto un plantel con tan poco carisma desde GT. Algunos diseños son horrorosos y Jiren el "carapez" se lleva la palma. No es mal personaje (pero su diseño SÍ), de hecho, esta saga en general no hubiese estado mal del todo si hubiese estado hecha en forma de peli, algo visible y  entretenido. No en vano, la pelea final me entretuvo bastante, aunque llegó a un punto de "Termina ya por dioooooooooooooooossssssssss!". Por otro lado, cosas tan originales como Goku Black o Zamasu (¿Alguien se acuerda de Dragon Ball AF hecho por el mismo Toyotaro? ¿Se considera autoplagio?) o incluso esa especie de Broly pero en mujer que no hizo más que sacarme una carcajada ("Manual de la Toei de cómo meter a Broly en la serie para que sea canon"). Todo muy olvidable.

Este diseño si que me gusta bastante más, lo hubiese preferido de "malo final" Es mucho más Toriyamesco.

Hablando de olvidable, vergonzoso ha sido el trato del resto de personajes que no fuesen Goku y Vegeta, vamos que no me extrañaría que Krilin ha estado donde ha estado por su actriz de doblaje y no porque se acuerden de él. Goten y Trunks, una pareja que me encantaba, relegados a meros elementos cómicos y poco más, a Gohan le intentaron devolver la dignidad en la última saga y no demasiado bien la verdad, a Buu me he dado cuenta que no lo saben llevar y Mr Satan ha sido completamente dejado de lado a excepción de la primera saga. No menos importante es el nuevo papel que le han dado a Freezer de "nuevo Vegeta", una idea muy cogida con alfileres que no la termino de ver. Que obsesión tiene la gente con Freezer que hay que meterlo siempre en todas partes.


Pero la palma se lo lleva un personaje que si bien no me molestaba demasiado, he terminado odiándole: Bills (o Beerus según la magnífica Toei Animation... ains... que se fumen otra). Señoras y señores, tenemos al Poochie de Dragon Ball. 

 El can...o mejor dicho, el gato ha llegado.

Como decía Homer en los Simpsons, "Poochie necesita gritar más, tener peor genio y acceso a una máquina del tiempo... siempre que Poochie no esté en pantalla los demás personajes deberán preguntar todo el tiempo "¿dónde está Poochie?"" Si esto lo aplicamos a este personajillo, tenemos un personaje gritón, refunfuñón y con acceso a una casi máquina del tiempo como es Whis, además están el resto de personajes repitiendo y si no sale en el capítulo, se le menciona al menos. No se si reir o llorar XD 

Imágenes exclusivas del actor de doblaje de Bills ante el director de Dragon Ball Super

Me toca un poco la moral que de repente nadie ha hecho nada porque si, sino porque "lo dijo Bills". Que asco de personaje.

Transformaciones (de color de rosa... 🎵)


Esta es otra, tanta transformación ya me ha tocado los bajos. Para más inri, de colorines, venga, vamos a innovar. Quizás eso mismo se pensaba en la época de Z con sus cientos de transformaciones y fusiones, pero yo me acuerdo que el SSJ3 me pareció en su momento la leche, incluso hasta el SSJ4 me pareció algo original dentro de lo que cabe, al menos bastante más de que lo que hemos visto en esta serie.
Goku, deberías ponerte "Just for men"

"Mucho mejor"

Animación

¡Pero qué intensidad!

En esto no me voy a detener demasiado. Hablamos de una serie de 132 episodios, es normal tener altibajos en la animación y es muy cierto que el estándar de calidad de la toei, a día de hoy es bajo, muy bajo. Ni siquiera en películas me termina de convencer la calidad de un estudio que bien podría ser una especie D'ocon films nipona. Aun así, ya os digo que en su momento, odié el anime de Dragon Ball Z por su animación tan pauperrima y algunos dibujos horribles (sobretodo en la saga de Buu), así que no, este no debería ser el motivo de crucifixión de esta serie.

...pero no me podréis negar que no tiene guasa la gente XD

Música

Qué os voy a decir, no me gusta nada, pero absolutamente NADA la música que ha compuesto Norihito Sumitomo. Ya en la segunda parte de Dragon Ball Kai se me hizo muy cuesta arriba, habiendo piezas que me parecían vomitivas y que no pegaban ni con cola con la escena en cuestión. Siempre se acuerda uno de Shunsuke Kikuchi, pero si se quiere romper con esa banda sonora viejuna, prefiero mil veces que hubiesen seguido con Kenji Yamamoto, aun no puedo creer que por una chorrada se le acusase de plagio y la toei quitase de enmedio lo único decente que le quedaba. Me gusta mucho más su estilo musical y es el compositor de uno de los temas de Dragon Ball más característicos, la intro del juego de Playstation "Final Bout". Un último apunte sobre la música, el primer opening si me gustó y los primeros endings también, pero el resto me han parecido de lo más olvidables. Se echa mucho de menos la voz de Hironobu Kageyama y no a estos grupitos del momento.

En resumen, creo que esto es todo lo que quería comentar de Dragon Ball Super. Desde hace un tiempo, ya nos están vendiendo esta serie de subproductos para alargar la vida de la franquicia. Gusten más  o gusten menos, al menos quiero seguir echando un vistazo a lo que salga, lo que tengo muy claro es que, consideren canon esta serie o no, no considero que me hayan jodido mi infancia ni me han jodido la serie. Lo he dicho antes y lo repetiré siempre, yo soy fan del manga de Akira Toriyama, lo que venga, es otra historia y otro Dragon Ball

¡Nos leemos!

Y si vuelves, que sea en forma de películas nada más, es menos doloroso y al menos sería una al año.