domingo, 23 de enero de 2011

Genshiken: retrato de un grupo de otakus


Estos días me he estado releyendo otra vez el manga de Genshiken, pero esta vez del tirón y no como las otras veces con pausas interminables entre tomo y tomo, y de forma ordenada, ya que cuando los pedí me fueron llegando los números aleatoriamente. Solo puedo decir que a pesar de las veces que me la he leído, no cambio en absoluto mi opinión sobre este manga, para mi gusto, uno de los mejores mangas de la década pasada.


Para el que no lo conozca, Genshiken es un manga creado por Kio Shimoku sobre un grupo de Otakus. Fue publicado en la revista Afternoon (revista con orientación puramente Otaku), y se recopiló en 9 volúmenes; además, contó con 2 series para TV y una miniserie de 3 ovas que se intercalan entre la primera y segunda temporada. Actualmente, se publica la secuela del manga (Genshiken Nidaime) de la cual solo llevan unos pocos capítulos.


En la universidad, un amigo al que le encantó la serie, me pasó el anime diciendo que estaba muy bien, aunque yo estaba en una época en la que, después de ver "Otaku no Video", no tenía demasiado interés en ver animes sobre otakus, aunque finalmente empecé a verla y me pareció bastante más amable que esta última (que me dejó un gusto agridulce, la verdad). Cuando me había dado cuenta me había encariñado de los personajes, pero la serie fue cancelada (tremenda la conversación entre Madarame y Sasahara al final del último capítulo de la primera serie), y me puse a buscar el manga, del cual, por aquel entonces no había demasiado material en la red.

Pasado un tiempo, me volvió a dar por Genshiken y esta vez si que me lo pude leer por medio de scans, aunque tuve en mi mano los 7 primeros volúmenes y no me hice con ellos esperando una posible edición española que a día de hoy no ha llegado.

El capítulo de la playa es uno de los que más me gustó del manga, incluso más que los del comicfest.

Si hay algo que me gusta de Genshiken esos son sus personajes, no es una serie cuyo humor esté exagerado a muerte, sino que presenta situaciones más o menos creíbles en un contexto que te envuelve y te hace formar parte de el, de hecho, más de una vez, leyendo según que cosas, me he preguntado cuanto de esto será autobiográfico. No tiene por qué, pero al menos me da la impresión.

Hay escenas de gran vergüenza ajena, como esta xD

Para cualquier fan del manga y el anime es fácil identificarse con alguno de estos personajes, aunque sea mínimamente y es que muchos tenemos un poquito de Madarame y de Sasahara, sin duda, mis personajes favoritos del manga, aunque el resto no desmerecen lo más mínimo, es más, lo único que le echo un poco en cara es como tanto Kugayama como Tanaka van desapareciendo poco a poco de la serie (sobre todo el primero), ya que me encanta cuando coinciden todos.


A medida que la serie evanza, los personajes evolucionan con ella y si al principio eran todos tíos excepto dos mujeres, al final acaban siendo más chicas que chicos en el club... con sus pertinentes consecuencias, claro xD Además de eso, los personajes van evolucionando psicológicamente, sobre todo Saki, la única no otaku del grupo, que además odia a este tipo de gente y que poco a poco se va acostumbrando a su modo de vida. Lo más cachondo es que este cambio que hace poco a poco, lo van comparando el resto del grupo con diferentes personajes de anime.

Ogiue es una de las últimas en llegar al club pero a medida que avanza va adquiriendo más protagonismo.

En cuanto a las referencias, es casi imposible pillarlas todas, yo pillo solo unas pocas y casi que me siento orgulloso, pero en la edición americana (que es la que tengo yo) te viene al final de cada tomo un glosario explicando las posibles referencias que hacen a lo largo del tomo, aunque seguro que hay muchas más implícitas.


Viendo a este grupo, más de una vez he deseado el pertenecer a un grupo como el Genshiken, aunque ni de coña sería lo mismo. Prefiero estar con la gente que conozco con la que se puede hablar de todo.

El rito de iniciación al Genshiken...

En cuanto a Genshiken Nidaime, como he dicho por ahora solo hay unos pocos capítulos disponibles y no puedo dar una opinión demasiado elaborada, pero no me convence tanto como con la primera serie, hay un cambio generacional importante, ya que casi todos los protagonistas se han graduado y me da la impresión de ser un manga más orientado a chicas otaku, ya que no hacen otra cosa que hablar de Yaoi.


De los personajes que persisten, espero que le den más protagonismo a Sue, una de las amigas Americanas de Ohno que nada más habla con frases de mangas y anime y espero que no le hagan a Madarame lo que se ha sugerido en el último episodio que leí, no le pega nada ese cambio, además, se hecha de menos al resto de los personajes de la primera serie. De lo que he leído hasta ahora, no he visto a ningún personaje que realmente me haga gracia, es más, las 3 nuevas miembros del club no me hacen ninguna gracia, lo único que me está gustando es cuando aparecen los antiguos personajes. Esperemos que sepa que está haciendo su autor y que no la cague, aunque la primera serie seguirá siendo brutal haga lo que haga con esta nueva.

La hermana de Sasahara vuelve a aparecer, para dar por saco, como siempre (aunque esta vez, para variar tiene razón).


En resumen, un manga muy recomendable para cualquiera a quien le guste el manga y también para los que no hayan leído demasiado no les desagradará, ya que es un manga muy agradable y simpático.


A ver si algún día alguna editorial española la termina publicando por aquí, aunque yo, por el momento, me quedo con mi edición americana, que está muy bien editada.



¡Nos leemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario