domingo, 20 de noviembre de 2016

The Legend of Zelda - A Link To The Past (cómic)


The Legend of Zelda es una saga ya legendaria por todos los seguidores de esta franquicia de videojuegos creada por Nintendo y concretamente por Shigeru Miyamoto entre otros.

Es bastante larga la lista de videojuegos relacionados con este título, pero hoy nos vamos a centrar en su tercera entrega: A Link to the Past, que salió a principios de los 90 para la consola de 16 bits Super Nintendo (o Super NES) como muchos la conocen.

Sin duda alguna este, es uno de mis juegos favoritos de la saga junto a Link's Awakening para Game Boy, por eso cuando me enteré que Norma Editorial iba a editar la adaptación que hicieron en los 90 de este juego, estaba deseando echarle el guante.


Todos sabemos que hay hoy día un montón de adaptaciones de juegos de Zelda a manos de Akira Himekawa (dos autoras que se esconden bajo este seudónimo). Hasta ahora, había leído algunas historias sueltas hechas por estas mangakas, pero ninguna me había parecido que terminase de capturar todo el universo de esta franquicia. Algo lógico cuando son juegos super largos en los que una adaptación fiel podría llevar casi a una treintena de volúmenes por título.


No soy mucho de adaptaciones de videojuegos, es muy difícil que con una versión en papel logre encandilarme como lo haría jugando, y es lo que previamente he dicho, no terminan de capturar toda la esencia. La única que me enganchó fue la adaptación libre de Dragon Quest: Dai no Daibouken, precisamente por eso, porque era una adaptación libre situada en ese universo.

Sin embargo, la adaptación que hoy nos ocupa tenía algo especial. Por un lado está realizada en los 90, concretamente cuando salió el juego allá por el 92-93; se publicó por entregas en los números 32 al 43 de la  revista Nintendo Power (la revista oficial de Nintendo en Norteamérica) y por otro, la adaptación corría a cargo de Shotaro Ishinomori (autor de series tan conocidas como Cyborg 009 y Kamen Raider).


Viendo este plantel, me hice con el tomo en cuanto tuve la oportunidad y lo devoré en cuestión de minutos.


Para empezar, hay dos cosas que me gustaron enormemente: una de ellas es la ambientación y el dibujo, y es que ese toque añejo le da un aura muy especial a lo largo del tomo y por otro, la historia. Es verdad que volvemos a lo mismo, adaptar una historia tan grande siempre da problemas, por eso Ishinomori la adaptó a su estilo, creando un manga de aventuras, que es cierto que a veces tiene cosas que difiere del juego, incluyendo personajes como Roam, un personaje 100% Shotaro Ishinomori (si habéis leído algo de Cyborg 009, me entenderéis), pero aun así, me parece una adaptación muy acertada con muchas aventuras.


Otra cosa que me ha gustado es la personalidad de Link, no es un héroe nada más empezar la historia, sino que tiene un toque de ingenuidad que hace que te encariñes con él. 


La edición de Norma es muy cuidada, justo como la edición americana: tapa dura y el cómic publicado integramente a color (de ahí su precio, 18€).

Ignoro si Norma o alguna otra editorial, seguirá editando estas miniseries que se publicaban en la revista. Ahora en EEUU ha salido también Super Mario Adventures (no confundir con Super Mario Kun, el manga Kodomo que va a editar ahora planeta), supongo que eso es más difícil que se edite, pero sería un puntazo verlo por aquí.


Resumiendo Legend of Zelda, A Link to the Past es toda una delicia para los fans del género y para los fans de este autor. Por último, no se vosotros, pero yo me lo leí escuchando la maravillosa banda sonora del juego, y lo difruté como un enano.

¡Nos leemos!

lunes, 31 de octubre de 2016

10 Personajes que no te quieres encontrar en Halloween


Hoy al salir a la calle nos vamos a encontrar seguramente muchas personas disfrazadas de diferentes personajes del cine de terror, otros con disfraces absurdos y absurdamente sexys. Sin embargo estos que voy a mencionar más vale la pena evitarlos, por si acaso...

Phil Spector


El ex-productor de los Beatles y Leonard Cohen no es que tenga muy buen pronto, así que no, no me gustaría encontrármelo en el callejón del crimen.

Klaus Kinski


Quitando el hecho que encontrármelo me haría preguntarme muchas cosas, este es otro que no se le puede llamar mr. simpatías.

Gamera


Gamera es el amigo de los niños... no dice nada sobre los hombres de mediana edad. Yo por si acaso, me echaré un ladito, no vaya a ser que venga con los huevos inflados.

Forrest Gump


"Tonto es el que hace tonterías"... el concepto de tontería es muy abstracto y vago, y bien puediera incluir que Forrest te ataque con una motosierra a medianoche. Avisados estáis.

Hemo-Boy y su madre Goblin


Yo evitaría a los experimentos sovieticos que salen mal.

The (puto) Fixer


Euhhm... o no se vosotros, como venga cabreado, yo me cagaría en los pantalones. Y más si Frank Miller decide hacerlo más borrico.

Cyberdemon


La primera vez que vi este bicho en el Doom, mi instinto inicial fue retroceder mientras pensaba que arma le haría algo a semejante bicharraco, en imagen real mi primer pensamiento sería "coñio!" y no se, echarme a llorar o algo.

Este señor disfrazado de Coloso


Simplemente perturbador

El Afilador


¿De verdad hace falta decir algo más de un hombre que va por ahí afilando objetos cortantes?

Belial
 

Nunca he podido volver a ver las cestas de mimbre con los mismos ojos.

Y eso es todo, pasadlo bien esta noche y cuidado con el mayor terror de todos: los precios.

¡Nos leemos!

martes, 27 de septiembre de 2016

15 mangas recomendables

El otro día, conversando con un amigo, salieron una serie de títulos de cómics (americanos y japoneses principalmente) que nos parecían imprescindibles leer. Desde entonces llevo rumiando una entrada en la que recomendar una serie de mangas, que, desde mi humilde punto de vista, pueden resultar más o menos entretenidos. He querido poner una obra solo por autor, para que esto no se convierta en un cachondeo.

Cabe resaltar que esto no es un ranking de mis mangas favoritos, aunque realmente muchos de los que voy a decir entrarían dentro de mi top ten particular.

Allá vamos.

Akira (Katsuhiro Otomo)


No puedo empezar a recomendar mangas sin mencionar Akira, la obra maestra de Otomo y una de las causantes del gran boom del manga que se vivió tanto en Estados Unidos como en España. De hecho, fue el primer manga en entrar en mi casa allá por el 91 o 92. A día de hoy sigo releyéndomela con regularidad y, a mi juicio, me parece uno de los mejores mangas que me he leído, al ser una obra tan atemporal, no envejece en absoluto.

Dragon Ball (Akira Toriyama)


No puedo hacer una lista sin mencionar esta obra. Poco más se puede decir de Dragon Ball que no se haya dicho, lo único que creo es que si quieres empezar a leer manga o has empezado hace poco, es uno de esos mangas que uno siempre debería intentar leer. Y digo leer, que ver el anime es otra cosa diferente. Sentó cátedra para muchas series famosas hoy día y, sinceramente, pienso que seguirá siendo una influencia para más historias en el futuro.

Blame! (Tsutomu Nihei)


Las aventuras de Killy en el ciber laberinto es uno de esos mangas que alucina no solo por su historia y su narrativa, sino por su dibujo que es una puñetera pasada. Nihei en esta época mamaba mucho del estilo más occidental y se nota; tiene cosillas que recuerdan al mismo Enki Bilal entre otros autores europeos. Es cierto que no tiene mucho que leer, pero si que te atrapa con cada página. Ojalá la reediten como en EEUU en tomos del tamaño de los de Akira.

Ghost in the Shell (Masamune Shirow)


De Shirow podría haber metido otra obra como Appleseed, pero creo que GITS está un paso por delante de todas ellas. Fue el manga que me introdujo a este autor y a día de hoy sigo alucinando con este pedazo de cómic de ciencia ficción. El dibujo de Shirow es muy bueno aunque a veces la narratividad llega a ser un pelín confusa. Esa confusión se expone a la máxima potencia en Manmachine Interface, secuela de Ghost in the Shell que me decepcionó en varios niveles. El primero de todo fue que no entendí lo que estaba leyendo.

El Lobo Solitario y su Cachorro (Kazuo Koike y Goseki Kojima)


¿Qué decir de estos dos autores? Realmente cada manga suyo es altamente recomendable (si no preguntádselo al Lector Furioso a ver qué opina de Kei, Crónica de una Juventud) pero El Lobo tiene algo especial. Fue un manga muy solicitado desde que First Comics lo editase en Estados Unidos y el mismísimo Frank Miller hablase maravillas de esta obra. Le tengo un gran cariño y, por supuesto siempre voy a recomendar este manga.

Uzumaki (Junji Ito)


Ahora que este autor vuelve a estar en el candelero gracias a ECC, es buen momento para recomendar uno de los mangas de terror más incómodos que he leído. No sabía qué cara poner ni como tomarme lo que me estaba leyendo, pero es bien cierto que si a mí los mangas de terror no me producen ni fu ni fa, los de Junji Ito me atrapan y me crean una sensación de incomodidad que no me crea ningún otro autor.

Regreso al Mar (Satoshi Kon)


Ya lo reseñé en su momento y sigo defendiendo a Kon como un autentico genio, no solo como director de cine, sino como mangaka. Es una gran pena que no vayamos a tener más obras suyas, pero, por otro lado, tenemos mucha suerte que finalmente se hayan publicado fuera de las fronteras niponas. Regreso al Mar tiene muchas virtudes respecto a otros mangas de este autor, la principal diría yo, es que esta sí tiene conclusión propiamente dicha. Además al terminar de leerla te deja una sensación de satisfacción tras haber leído una buena historia. Y eso para mí, es mucho. 

Tekkonkinkreet (Taiyou Matsumoto)


Para mi gusto, la obra magna de este autor. Me he leído todo lo que se ha publicado/ está publicando hasta ahora y ninguna me ha enganchado y emocionado tantísimo como el título que nos ocupa (y que conste que me encanta todo lo que he leído de este tío). Si bien es cierto que es la obra que tiene más elementos de acción y aventuras de todas las que han publicado aquí, y toda esa acción, mezclado con yakuzas, tramas sobrenaturales y ese dibujo casi underground, hacen de este un manga muy recomendable.

Monster (Naoki Urasawa)


Estuve devanándome los sesos de si debía meter esta o 20th Century Boys, pero me he decantado por esta porque fue la que me hizo descubrir su autor y posiblemente sea su obra más reconocida por muchos fans del manganime. Aun así, la trama del Dr Tenma buscando a Johan es tan intensa como la de 20th Century Boys y el intento de "Amigo" por conquistar el mundo. Si tienes que elegir una... no lo hagas, lee ambas. Yo no he podido decidir.

Rurouni Kenshin (Nobuhiro Watsuki)


Una de esas obras que te crees que va a envejecer mal, pero no, no es así. Las aventuras de Kenshin siguen a día de hoy pareciéndome tan frescas, entretenidas y bien hechas como al principio. Este fue mi primer manga en formato Tankoubon (tomo con sobrecubiertas) que compré y le tengo un cariño especial. Es curioso que después de Kenshin, la llama de su autor parece no dar la misma luz que antes, y es que he leído otras obras de Watsuki y no me parecen tan buenas y emocionantes como Kenshin. Sin duda es uno de los mejores shonen de su época, incluso diría uno de los mejores shonen de los 90, pero esa es mi opinión, claro.

Yu Yu Hakusho (Yoshihiro Togashi)


Me pasa como con Monster y 20th Century Boys. No se si me quedo con este manga o con Hunter x Hunter, ambas del mismo autor. Sin embargo, me quedo con la primera porque está terminada y Hunter x Hunter aun sigue hoy día a pesar de (o debido a) tanto parón. Cuando me hice con este manga, no esperaba mucho. Simplemente tenía curiosidad de leer una de esas obras insignia de la Shonen Jump, y desde el primer momento me enganchó hasta el punto de comprarme 11 tomos casi del tirón (iban por el 12 cuando empecé a comprarla). Me parece un shonen muy completo, con aventuras, acción y tintes muy oscuros entre líneas (la saga de Sensui me parece brutal). El punto negativo sería el final, muy precipitado para la gran mayoría, pero no me parece tan mal; los japoneses raramente hacen un final satisfactorio, la verdad.

Yotsuba! (Kiyohiko Azuma)


Después de tanto seinen serio y tanto shonen de hostias, quería recomendar este manga tan ligerito como entrañable como es Yotsuba. En cuanto a mangas cómicos podría recomendar muchos otros (como Dr. Slump, Bobobo, etc.) pero voy a recomendar este, no solo por su humor y su historia, sino también por el dibujo. En un manga cómico parece que el dibujo no tiene por qué ser elaborado, pero el dibujo de Azuma es bastante sobresaliente, teniendo en cuenta detallitos de fondos que en otros mangas se obviarían. Eso unido a una serie de situaciones divertidas con Yotsuba (o su padre) de protagonista, hacen de esta, una historia muy recomendable.

Dragon Head (Minetaro Mochizuki)


Después de años recomendandomelo, al final lo leí el año pasado, que me lo compré en un pack de 2ª mano. Solo puedo decir que todas esas recomendaciones iban por algo y es que me atrapó al instante. Si bien Uzumaki te provoca una incomodidad ya sea por la historia como por los dibujos, Dragon Head sería intenso y agobiante. Una intensidad que hace que el corazón se te acelere en algunos momentos y un agobio que te invade al ver a los personajes atrapados. Todo el manga está lleno de esos momentos que te invaden, pero de igual manera te sumerge en la lectura.

Gantz (Oku Hiroya)


Ahora que está a punto de estrenarse la nueva película animada de esta franquicia, me parece buen momento para comenzar a leer la obra más larga de este autor repleta de acción, gore, sexo y situaciones variopintas. Tiene sus altibajos, pero en general, me parece un gran Seinen de ciencia ficción, entretenido como el solo y que se lee en nada debido a su narratividad tan característica. Esta y Blame! para mí fueron dos grandes pilares y mis dos grandes colecciones cuando empecé la universidad.

Fullmetal Alchemist (Hiromu Arakawa)


La obra más moderna de las que estoy recomendando. En este punto podría recomendar cualquier shonen de éxito como One Piece, pero, dejando de lado mis preferencias, creo que FMA es un manga muy pero que muy decente, es un shonen que mama de su época y, a muchos de nosotros, las aventuras de los hermanos Elric lograron conquistarnos. Es curioso que a su autora le pasa más o menos como a Nobuhiro Watsuki (Kenshin), tras FMA, no he encontrado otro manga suyo que me emocionase como hizo este. La gente habla muy bien de Silver Spoon, pero lo poco que me leí no me hizo demasiada gracia.

hasta aquí mis recomendaciones por el momento. Muchos preguntarán que por qué no recomiendo otros mangas laureados como Ranma, Slam Dunk, Neon Genesis Evangelion o One Piece entre otros. La respuesta es simple, no me he leído todo lo que querría (en el caso de Evangelion estuve a punto de ponerla porque el dibujo de Yoshiyuki Sadamoto me parece bestial, pero nunca terminé de leerme el manga... porque espero una edición mejor) y en otros casos, estoy desencantado por como continúan y he preferido dejarlas de lado por el momento.

Por cierto, he puesto obras que están publicadas en España, por eso he omitido otras como Hokuto no Ken o JoJo's Bizarre Adventure, a pesar de que estarían en esta lista sí o sí.

¡Nos leemos!

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Walerian Borowczyk. Una Carta Para Cinéfilos Adultos


Saludos, desconocido amigo:

Soy el lector furioso. Y me he atrevido a escribirte esta carta para descubrirte a Walerian Borowczyk. ¿Sabes quién es? Sí,  fue uno de los grandes mitos del cine de los 70. Empezó en Polonia haciendo cortos y películas de animación rarísimas que le valieron la admiración de grandes maestros como Terry Gilliam. De ahí saltó a dos películas de época rarísimas ("Goto, la isla del amor" y "Blanche"). 


Pero lo mejor estaba por venir: en 1974 dirigió uno de los mayores clásicos del cine erótico: "Cuentos inmorales", cuatro cuentos que te ponen cardíaco, rodados con un estilo personalísimo y radicalmente diferente a las pelis eróticas de la época. Y, no te lo pierdas, incluye a PALOMA PICASSO COMO LA CONDESA BATHORY (!!!!). 


Tras eso sacó otro megaéxito, "La bestia", versión alienígena y casi porno de "La bella y la bestia", llena de inquietantes tiempos muertos y con una atmósfera alucinante. Eso sí, el principio lo paso siempre adelante a cámara rápida. Ya verás por qué. Je Je. 

De Francia saltó otra vez a Polonia, para rodar otro clásico del cine erótico... que no incluye ninguna escena erótica (!) "Historia de un pecado". 


Después del triste fracaso de "Una mujer de la vida", su Obra Maestra para mi gusto y la de unos pocos fans más, conoció un clamoroso éxito con "Interior de un convento", una auténtica joya que supuso además una de las cumbres de audiencia de Telecinco en su primera etapa. A esta siguieron la floja "Tres mujeres inmorales" (aunque tiene su aquel) y un corto basado en una obra de Stendhal incluido en la antología "Colecciones Privadas". 


Los 80 supusieron su fin, aunque se fue a lo grande: tras el traspiés que fue la reivindicable"Los amantes de Lulú" (remake de "La caja de Pandora", la peli que inspiró a Crepax nada menos que la creación de Valentina), y en la que Udo Kier hace de Jack el destripador en los minutos finales, Boro se reivindicó furiosamentecomo auteur en toda regla con "Laberinto. El Doctor Jekyll y las mujeres", muy insana, pero de lo que llevo visto, una auténtica genialidad. Aún no he visto sus dos últimas pelis (3 si contamos la alimenticia "Emmanuelle 5"): "Ars Amandi", adaptación de Ovidio y "Ceremonie d´amour", que dicen que es su canto del cisne y una peli rabiosamente personal, adaptación de otra novela del autor de "La marge".


En fin,  mi desconocido amigo. Poco queda por decir. Es curioso que una carrera inolvidable, llena de éxitos pero también de fracasos quede reducida a unas pocas líneas. Palabras redundantes, vanas, huecas. Pero también valiosas, en el sentido de que pueden ser usadas por un cinéfilo adulto como llave para descubrir el particular Universo de uno de los directores más fascinantes del Siglo XX.


Atentamente te saluda

El Lector Furioso

miércoles, 31 de agosto de 2016

Mini reseñas varias

Ahí van algunas mini reseñas de cómics que me he estado leyendo estos meses:

Point Blank


Obra de Ed Brubaker y Colin Wilson, ambientada en el universo Wildstorm de DC. Nos presenta una historia con tintes de género negro en la que Grifter intenta averiguar quién ha disparado a su exjefe John Lynch. Esta miniserie, que sirve como punto de partida para Sleeper, me ha dejado muy buen sabor de boca y, a pesar después de habermela leído después que Sleeper, me ha servido para aclarar algunos aspectos de esta última que aun no me habían quedado claro. 

Sleeper


Si Point Blank me ha gustado, he de decir que Sleeper me ha dejado perplejo. Le tenía ganas a más obras de Brubaker después de leerme (y ahora releerme) el Capitán América. A pesar de que los dibujos de Sean Phillips, en principio no me llamaban la atención, esta serie ha sabido absorberme completamente con su atmósfera y no me ha soltado hasta la última página. 100% recomendable.

JoJo's Bizarre Adventure: Part 2 Battle Tendency 1-3


Como buenamente reseñé hace tiempo, me estoy comprando la edición de JoJo en inglés. A falta del último número, que aun no me lo he agenciado, la serie sigue sorprendiendome a pesar de que ya me he leído esta parte antes (y la vi en el anime). Aunque esta segunda parte me encanta, estoy deseando empezar Stardust Crusaders y Diamond is Unbreakable, mis dos favoritas.

JoJolion 1-13


Y de una a otra. Ya, después de tanto tiempo, he conseguido ponerme al día con JoJo. No se ni cuantos años he tardado entre una cosa y otra. Esta octava parte está siendo curiosa. No se centra tanto en la acción, pero sí en el misterio. Aun no se sabe por qué su autor Hirohiko Araki ha querido meter a tanto personaje de las sagas clásicas y darles un papel taaan diferente en algunos casos. El caso es que mola bastante y eso, creo, es lo que importa.

X-Men y los Micronautas


Esta miniserie me la regaló mi hermano en navidades y hasta ahora no me la he leído. Y después de leermela, me queda esa sensación de... ¿qué cojones acabo de leerme? No se la sensación exacta que me ha dejado, pero muy buena no ha sido. No se qué pegan los Micronautas y la Patrulla X en una misma serie, pero no por ello deja de ser un producto curioso y para coleccionistas. Es verdad que por primera vez se comenta ese alter ego del Profesor Xavier, pero no da para mucho más. (Aun así, es un regalazo en toda regla Lector Furioso :D)

Miedo Encarnado


Otro evento Marvel que me he tenido que tragar para completar la etapa de Brubaker en el Capi y de Bendis en los Vengadores. Con lo bien que lo hicieron al principio con Dinastía de M y Civil War y la de eventos sin gracia que nos han metido a lo largo de los años. Este es uno de ellos. Pecado, la hija de Craneo Rojo, consigue despertar a "La Serpiente", enemigo milenario de Odín, así que toca darse de hostias con ella y con amigos y enemigos poseidos por el poder de este tiparraco. Pasable pero no memorable.

Last Hero Inuyashiki 1


La obra más reciente de Hiroya Oku, autor de Gantz, que sigue un poco su estela de ciencia ficción: Un hombre que está a punto de morir renace con partes robóticas y se dedica a actuar como un héroe. La forma de narrar de este autor no cambia y siguen sucendiendo una o dos cosillas en las 200 y pico páginas que dura el tomo. Sin embargo, este primer tomo me ha gustado bastante y estoy deseando echarle el guante al segundo. Eso sí, espero que no se alargue tanto como Gantz, que me da un pasmo.

Sunny 1-5


Slice of life de Taiyou Matsumoto en la que nos encontramos en una casa de acogida llamada "Los niños de las estrellas". Allí conocemos a varios personajes en los que se nos presenta su día a día, su situación problemática y sus ansias de salir de allí y volver a su hogar. Salvando las distancias, me recuerda algo a la obra Paracuellos de Carlos Gimenez, pero sin tanto trasfondo político.

Ping Pong 1


Del mismo autor de Sunny, ya hice una reseña en el pasado de su anime. El manga sigue la misma estela, pero con el dibujo característico de este hombre, lo cual le da un plus de calidad. El primer tomo engaña un poco por la lentitud, pero es cierto que a mí me gusta la obra como un todo, no por el número tal o cual.

Capitán América 13: Gulag


Para mí, el último gran arco argumental del Capi de Brubaker en el que veremos a Bucky al frente de la serie por última vez, cumpliendo condena en un Gulag de Siberia y tratando de que no le terminen asesinando. Sin embargo, todo cambiará cuando La Viuda Negra y la agente Carter vayan a por él. El tomo se completa con la miniserie "Super Soldado" centrada en Steve Rogers y con el epílogo de Miedo Encarnado.

Dragon Ball SD 1-3


Realmente sería el 3, pero me lo he releído desde el principio porque se lee en un plis. Esta revisión súper resumida del manga original de Toriyama no deja de ser simpática pero carente de alma. Tiene algunas cosas mejores que otras, pero en mi caso, sigo esta serie por coleccionismo puro y duro.

Dragon Ball Z: Los Guerreros de Plata


Lo mismo que he dicho en la anterior reseña se puede aplicar a esto. Los animebooks de Dragon Ball no dejan de ser una pieza más en mi colección, sin embargo, esta tiene algo más de aliciente, porque era una colección que quería hacerme desde que era pequeño, pero mis dificultades económicas no me lo permitían. Ahora por fin estoy haciendome esta colección de las películas y aunque esta en concreto, no es la mejor, es una peli que tiene momentos muy chulos y eso me basta :)

Las Guerras Mis-Tec


El otro día, hablando con mis amigos en En Portada Comics, salió en la conversación este título que desconocía al completo. La curiosidad hizo que me leyese esta mini serie de 4 números en la que se dedicaban a diestro y siniestro a matar a héroes Marvel de la manera más bizarra, y en ocasiones estúpida, posible. Uno de esos sueños húmedos de los guionistas y lectores noventeros con mucho bicho, pistolones gigantes y masacres a punta pala. Entretenido es, no lo voy a negar, pero tal y como lo he leído, creo que lo olvidaré. Por último, qué mal llevan a los X-Men en esta serie, algunas cosas no me pegan en absoluto con los personajes, pero es mi opinión al fin y al cabo.

Y aquí concluyo esta serie de mini reseñas. No es lo mismo que hacer una reseña grande de cada una, pero al menos he podido comentar mis impresiones de algunas obras que ya estaba empezando a dejar un poco de lado a la hora de reseñar.

¡Nos leemos!