martes, 30 de septiembre de 2014

Taboo 5: Historias Para No "Mimir"

¡Buenas! Antes de nada disculparme por poner esta entrada con retraso, pero como fue fiesta local aquí ni El Lector Furioso ni yo tuvimos acceso a ningún ordenador, aun así a pesar del día de retraso, empezamos con la 5ª entrega de Taboo. Disfrutadlo :)


¿Qué puedo comentar sobre un número que comienza con un lúcido ensayo sobre cómo la violencia tiene carta blanca en los medios americanos, mientras que el sexo es visto como algo tabú; y que continúa con una historia perturbadora de veras sobre la tristemente célebre Dalia Negra?

¡Pues eso son solo las primeras páginas! From Hell sigue molando, aunque el futuro Jack El Destripador se marca un monólogo interminable que eleva el coñazo y el disparate a proporciones épicas (yo no sé como Netley no se arroja al Támesis en busca de una liberadora muerte). Y se añaden dos series nuevas: la en principio excelente y prometedora The lost girls que demasiado pronto dilapidó el atractivo de su propuesta y los excelentes dibujos de Melinda Gebbie (a los que por cierto, les sienta estupendamente el papel satinado) despeñándose por el abismo de la escandalosa falta de más idea que no sea la machacona y repetitiva perversión de los cuentos clásicos que le sirven de base (Peter Pan, Alicia en el Pais de las maravillas y El Mago de Oz).


La segunda de las nuevas series, Through the habitrails, es infinitamente más lograda aunque haga menos ruido y sea menos aparente. En la línea de Daniel Clowes o Charles Burns (cuando ambos eran valiosos y no se había convertido el primero en un patético imitador del ya de por sí patético Chris Ware, y no se había abandonado, el segundo, a ese refrito de sus grandes éxitos que son Tóxico y La colmena).


Uno se sorprende pensando como el desaparecido Josep María Berenguer no importó esta serie para las páginas de la revista El Víbora. Una sucesión kaffkiana, desordenada, bizarra y cachonda de retazos semiautobiográficos de su autor, el desconocido Jeff Nicholson, mientras trabajaba en un periódico protagonizada por extraños personajes sin boca rodeados, en un entorno laboral alienante y alienígena, de hámster empáticos que absorben, hasta la locura, las neurosis de los trabajadores. Humor y desesperación a partes iguales en una combinación muy atractiva y plenamente conseguida. Otro gran tanto a favor de Taboo.


Y si Baby´s on fire es simplemente tonta y divertida, la adaptación que Michael Zulli hace del relato de Ramsey Campbel Again, es uno de los trabajos más poderosos, espeluznantes y pesadillescos (o tal vez el que más) de los publicados en la revista hasta la fecha. Una aproximación malsana, sexual, pegajosa, morbosa al tema de las casas embrujadas, del que éste es, sin duda, uno de sus mejores, más redondos, exponentes. Ideal para leer antes de dormir.

Y la semana que viene, uno de los números más bizarros, TABOO SPECIAL: HUMOR IN A YUGULAR VEIN.

By El Lector furioso

jueves, 25 de septiembre de 2014

Fin del anime de Hunter X Hunter

 
Este pasado martes se le dio carpetazo final al anime de Hunter X Hunter, adaptación que finalmente ha durado 148 capítulos adaptando los 32 tomos del manga que hay por el momento.

No puedo decir nada más que cosas buenas de esta adaptación y es que Madhouse ha hecho un trabajo enorme con este anime que ha sido muy fiel al manga original de Yoshihiro Togashi sin apenas rellenos, lo que ha hecho la serie hiper fluida, salvo en contados aspectos como en la batalla final contra las hormigas quimeras, en el que el tiempo fluía de forma más lenta, pero hay que decir que en el manga era igual (y desesperante en algunos momentos XD).


Tengo que decir que cuando empezó el anime, hace ya casi 4 años, empecé a verla sin muchas ganas; con tantos parones que había sufrido el manga, perdí el interés casi completamente por esta serie, además, no me explicaba el por qué de un remake desde cero cuando el anime de 1999 junto con sus ovas era bastante bueno. Sin embargo, cuando me bajé los dos primeros episodios empecé a recordar el por qué me gusta tantísimo esta serie, siguiéndola semana tras semana hasta este pasado martes.


En cuanto a la banda sonora, la verdad es que me ha gustado también mucho, pero es verdad que al principio tardé un poco en acostumbrarme. Una cosa en concreto que me ha gustado mucho es que hayan conservado el mismo opening durante toda la serie (salvo por cambios de imágenes y cambios de estrofas). Eso me recuerda mucho a las series que había anteriormente. Sin ir más lejos Yu Yu Hakusho tuvo el mismo opening durante sus 112 capítulos y otras series como Mazinger Z mantuvieron su opening durante toda su emisión. En cuanto a los endings, si que han cambiado más, contando con grupos como Galneryus en su segundo ending (que es el que más me gusta).


Si hay que ponerle alguna pega, la cual es mínima, es que en el primer episodio, inexplicablemente se saltasen el encuentro de Gon con Kite, algo que bien adaptarían después, pero que explicaba la motivación principal de Gon para convertirse en Hunter, el descubrir que Ging, su padre, estaba vivo y era un Hunter. Por otro lado, ha habido dos capítulos resumen (si no recuerdo mal, el 26 y el 52, justo a final de temporada), pero tampoco llegan a molestar demasiado.


Aunque esas pegas anteriormente mencionadas quedan en nada cuando por fin hemos podido ver animada la saga de las Hormigas Quimeras, una de mis sagas favoritas junto con la de Yorkshin (o Yorknew), además creo que el anime se ha quedado en un punto genial, concluyendo una etapa en la que muchos coincidimos que debió ser el final de la serie. Quedan algunos flecos por resolver, pero al menos no estaríamos sufriendo tantísimos parones en el manga.


Aun queda un mundo por descubrir, pero las primeras grandes sagas de Hunter X Hunter han terminado por el momento en anime. Ojalá que Yoshihiro Togashi se recupere o haya alguna manera de terminar el manga y pueda continuar en un futuro no muy lejano de adaptarse en anime.

Por último, viendo que hace poco también adaptaron al anime Level E de forma tan genial, podrían hacer un remake sin relleno de Yu Yu Hakusho, quizás mi obra favorita de este autor.

Se echará de menos ver a Gon, Killua, Kurapika, Leorio y compañía, pero al menos uno se queda con la satisfacción de haber disfrutado mucho con esta serie y me quedo un gran sabor de boca.


Lo mejor: El poder haber visto adaptado todo el manga del tirón sin relleno hasta el punto de inflexión en el tomo 32
Lo peor: que los continuos parones del manga dejen un futuro incierto de lo que deparará a esta serie.

¡Nos leemos!

martes, 23 de septiembre de 2014

Mis lecturas del mes (Septiembre)

Aunque Septiembre aun no ha terminado y quedan días para que me pueda devorar una o dos sagas más, quería comentar algunos de los cómics que me he ido leyendo ya que El Lector Furioso me está cogiendo terreno y ultimamente yo solo me encargo de publicar sus entradas en el blog salvo por un par mías, así que, ahora que tengo un hueco y un ordenador a mano, me voy a poner a escribir un rato. Ahí van mis lecturas del mes:

Capitán América vol6/7


Continúo con la etapa del mítico Ed Brubaker. Al final la cogí con tantas ganas que me he ventilado del tirón hasta el número 63 (de la edición española, claro; que corresponde al 605 de la edición USA), es decir, hasta el final del arco "Dos Américas". Solo me gustaría decir que me ha parecido una etapa bestial y me estoy planteando seriamente pillarme los tomos de Marvel Deluxe (me lo he leído en números sueltos). Lo que si ocurre es que después de la saga "La muerte del sueño", la serie sufre un pequeño bajón, y esos números autoconclusivos posteriores a "La flecha del tiempo" no ayudan mucho. Algunos son bastante aburridos de hecho. Ya solo me queda para finiquitar esta etapa los números correspondientes al Vol 8 de Panini, pero por el momento he parado, que tenía otras lecturas.

Capitán América: Renacimiento


Ya que estaba de lleno en esta etapa, tenía sentido volverme a leer Renacimiento, cómic que en su momento me pareció una monumental castaña y ahora, habiéndome leído toda la etapa, si que parece que tenga algo más de sentido. Sigue pareciéndome un poco cutre esa manera de resucitar a Steve Rogers, sin embargo, ahora si entiendo un poco más cuales eran las intenciones de Cráneo Rojo, lo cual no quita que me parezca un poco forzado, aunque ya no me parece tan chungo, de hecho esta vez me ha gustado más. Ya me lo advirtieron cuando me lo compré, que sin haberme leído la etapa de Brubaker se me iban a escapar algunas cosas, pero lo vi ahí recién salido de la imprenta y no me pude aguantar XD

X-Men: Complejo de Mesías


¿Y después del Capi? ¡Mutantes! He decidido dejar por ahora a las tortugas mutantes y pasarme a estos de nuevo. Desde que se anunció en EEUU "Second Coming" (Advenimiento en España) como el gran evento mutante y conclusión de la saga comenzada por este "Complejo de Mesías", me entró mucha curiosidad por echarle un vistazo a esta saga, así que aprovechando que estaba en pleno fervor marveliano, empecé a leermela. Cayó en una tarde. No voy a decir que sea la mejor saga de todos los tiempos, me sigue gustando más la etapa de Claremont, pero hacía tiempo que no leía nada de X-Men (desde Dinastía de M y la horripilante y vomitiva saga X-Men Forever).

Lo que si odio de estos crossovers es el constante cambio de guionista y sobre todo, el de dibujante. Con los crossovers en plan Civil War, al menos respetaban un mismo dibujante y guionista. Me da rabia cuando de vez en cuando me encuentro con algún dibujo horrible como el que había en New X-Men (no aguanto ese dibujo para este tipo de cómic). Salvando eso, me ha parecido una saga muy respetable y entretenida.

X-Force vol 3 (01-26)


Pues si, este mes me he empapado de cómic americano, y me he leído las sagas por kilos XD. Mi amigo Oreades, que fue el que me recomendó "Complejo...", me dijo que después de esta saga, siguiese con X-Force de Kyle y Yost, ya que continuaba los eventos empezados y enlazaban con "La Guerra del Mesías", la segunda parte de esta trilogía que acaba con "Advenimiento".

Me ha parecido muy curioso ver un grupo mutante en la sombra dedicado a asesinar y a quitarse de en medio a los grupos antimutantes. Así mismo, también me ha gustado ver a Cíclope en plan macho alfa dirigiendo y tomando decisiones muy poco morales. En definitiva, me ha gustado esta etapa y por ahora me he quedado en el número 26, justo al finalizar "Necrosha".

JoJo's Bizarre Adventure 53-54


Y sin prisa pero sin pausa, voy acabando Vento Aureo. Concluyendo la lucha en el tren contra Moody Blues y Beach Boy, mientras que Giorno se ha enfrentado a Baby Face. Ya le voy cogiendo un poco más el punto, pero sigo pensando que la calidad de los scans que tengo es paupérrima y hay algunas traducciones... joder, debería ser delito traducir tan mal. Lo peor es que no se de ningún grupo en inglés que tenga unos scans con buena traducción, porque hay veces que no me entero qué leches pasa. Es más, aun no se en qué consiste la habilidad de Giorno...

El dibujo si me gusta y mucho, pero tengo ya ganas de llegar a Stone Ocean y a Steel Ball Run, que muchos coinciden en la calidad de estas dos sagas.

Y creo que lo voy a dejar por aquí porque me quedan un par de cómics más por comentar y se me va a hacer eterno... 

Continuaré con los que me quedan en otra entrada o haré una entrada aparte para ellos.

¡Nos leemos!

lunes, 22 de septiembre de 2014

TABOO 4: Jodorowsky y Moebius... ¡Me lo Pido!



Madre mía ¡Qué número! ¿Por dónde empezar? Charles Burns nos ofrece en cuatro viñetas  mudas sin título la historieta de amor más enfermiza que os podáis imaginar. Baby Cakes, del pronto exitoso tándem Neil Gaiman y Michael Zulli es un visceral alegato contra el maltrato animal. Cholesterol es el título del mes para los conspiranoicos, y Dave Sim le hace un visual corte de mangas a DC y su censura del capítulo de La cosa del pantano donde aparecía Jesucristo y que jamás se puso a la venta.


Tim Lucas nos trae un trabajo macabro pero muy divertido en Blue Angel, que más que relato parece un chiste cafre de esos que mejor se cuentan en estado de embriaguez a altas horas de la madrugada y según a que personas, no vaya a ser que te denuncien. Charles Vess ilustra con maestría el delirante galimatías de Elaine Lee. Si tenemos en cuenta que esta buena señora es la guionista de la espléndida e incomprensible  serie Starstruck lo comprenderemos todo. O seguramente no, pero bueno. Y que Dios me perdone, me identifico un poco con el protagonista de Neither seen, nor heard, aunque mi aborrecimiento de los bebes no llega hasta el punto de envenenarlos.

Y para el final, lo mejor:  En un lado del ring, From Hell, que a pesar de ser un refrito de la cult movie Asesinato por decreto y de la excelente miniserie televisiva  de Jack el destripador protagonizada por Michael Caine, con el añadido de la petulancia y de las ínfulas que dinamitan toda la obra de Alan Moore (a excepción de La cosa del pantano, eso sí, hasta el final de American Gothic, ya que el resto da más pena que el circo de Teresa rabal), sigue fascinando y engancha. Y el dibujo de Eddie Campbell es sobrenatural.


Y al otro lado del cuadrilátero, la campeona indiscutible del tomo: Los ojos del gato, la horripilante fábula pánica de Alejandro Jodorowsky y Moebius, publicada por vez primera en los USA en el papel amarillo de su primera edición francesa. Poco se puede añadir sobre esta espeluznante Obra de Arte que no se haya dicho antes. Agradecer, eso sí, a Bissette la sobreabundancia de información sobre sus autores, con entrevistas exclusivas incluidas, así como el bendito completismo que le lleva a reimprimir nada menos que la versión en 4 páginas mudas de la mítica cult movie El topo, realizada a primeros de los 70 por el historietista underground Spain Rodriguez.


Por cierto, este es el último número autoeditado por Bissette a través de SpiderBaby Comix. A partir del siguiente, Tundra Publishing se hizo cargo de la publicación, hasta el número 7.

Nos vemos la semana que viene, en este vuestro (espero) blog favorito con TABOO 5: HISTORIAS PARA NO “MIMIR”.

By El Lector Furioso

lunes, 15 de septiembre de 2014

TABOO 3: Mira Mamá, Sin Frenos

Por poco se me pasa actualizar el blog y El Lector Furioso haría honor a su nombre tirándome una grapadora a la cabeza, pero he sido fiel a mi palabra y he actualizado antes de que se pase el lunes :D Sin más, os dejo con la tercera entrega de Taboo, en cuanto a mí, estoy preparando unas cuantas entradas, pero no tengo aun con qué escribirlas...


Tras el relativamente “normal” número anterior (a pesar de las polémicas. Se nota que esta gente nunca ha leído la antología italiana Terror Blu), Taboo aprieta a fondo el acelerador con saña, y nos ofrece un número audaz, excitante, brutal y muy pero que muy para adultos(con sentido del humor, preferentemente). 


Para empezar Rick Veitch nos trae con A touch of vinyl su particular perversión de la cinta de Berlanga Tamaño natural, con el aderezo de unos extraños dibujos por ordenador, con babas y rayitas de calor incluidas dibujadas a mano en los momentos cumbres. Yo todavía no se si Berlanga le daría dos tortas o dos besos. La historia que sucede en Poker face debería ocurrir realmente en una de esas partidas de poker de famosos, donde estúpida y alegremente se derrochan fortunas que la mayoría de los mortales ni soñamos con ver. One good trick, con su historia de necrofilia a dos voces y su terrible conclusión, os obligará a daros una ducha tras su agria lectura. Moore y Campbell siguen con paso firme su, ya desde entonces, mítico From Hell. Y Transilvania Mon Amour es la palpitante, sexy y, a su manera romántica, continuación de Throat Sprockets a ritmo de The Doors. Una lástima que la serie terminase en una novela y no en un cómic de 300 páginas. Mención especial merece además la espeluznante contraportada de Simonida Perica-Uth, que aventaja a la igualmente turbia portada de Michael Zulli. 


Ahora bien, la palma se la lleva el relato de Rolf Stark y Marlene Stevens, A love in the afternoon. Alguién debería meter separatas de esta Obra Maestra del cómic más turbio y sin domesticarentre las páginas de este estúpido bestseller de temporada, hoy felizmente olvidado, titulado El niño del pijama de rayas. Desde luego, si Taboo tenía una razón de ser, era la de dar cobijo a obras cumbre del desasosiego como ésta y que, por cierto, prolongaron en la unánimemente odiada miniserie Rain. Es difícil contener más maestría y más daño emocional que la que Stark Y Stevens consiguen con unas pocas páginas. Eso sí, puede que después de su lectura os entren ganas de tiraros por la ventana. Ni se os ocurra. Más que nada porque entonces os perderíais el inmenso y perverso placer que supone la lectura de Taboo 4. 


El lunes que viene, más pesadillas con TABOO 4: JODOROWSKY Y MOEBIUS… ¡ ME LO PIDO! 

By El Lector Furioso

lunes, 8 de septiembre de 2014

TABOO 2: La Polémica Está Servida

Tal vez el número más célebre de la colección pos dos motivos, uno positivo y otro negativo: El positivo lo constituye la presentación en sociedad en sus páginas del multipremiado Magnum Opus de Alan Moore y Eddie Campbell sobre Jack el destripador, From Hell.


En cuanto a lo negativo tenemos de un lado que la singular portada de John Totleben  (una mujer con cabeza de piraña pariendo pirañines) provocó el rechazo de todos los encuadernadores habidos y por haber, lo que derivó en que cuando finalmente se encontró a un profesional dispuesto a asumir la tarea lo hiciese con tanta prisa y tan mala fortuna que raro es el ejemplar en el que no se separa la cubierta del resto del tebeo.


Y para más inri, las puercas páginas de S. Clay Wilson (con sus gráficas imágenes de violación, asesinato en variadas e imaginativas formas y castración de vampiro a mordiscos) provocó el rechazo de los distribuidores, dañando y mucho las ventas.


Polémicas aparte, estamos ante un número correcto, por debajo eso sí del anterior, pero recomendable. Y no solo por From Hell. Tim Lucas, guionista de Throat Sprockets nos vuelve a sorprender con Sweet nothings, una inquietante y anticonvencional historia sobre la maternidad con unos excelentes dibujos de la pintora Simonida Perica-Uth. Eddie Campbell sigue con su minisaga de la chica del pijama, Wet es una eficaz vuelta de tuerca al tema de las casas embrujadas (y al problema de las filtraciones de agua). Por su parte Richard Sala, autor de la excelente serie Peculia, nos trae Hate mail, y Michael Zulli, autor de la estupendísima serie de culto Puma Blues nos arruina el día con ese combinado de culpa católica y autocastración titulado Mercy; el chiste de una página “Oh baby, our love is tabbo” tiene su gracia (en el dibujo se ve al empleado de la  morgue diciéndole la frase a una muerta espeluznada a medio sacar de la cámara frigorífica) y finalmente Life with the vampire no es excelente, pero recuerda poderosamente a Ann Rice, además de ser pionera del cómic gay norteamericano, lo cual, gustos personales aparte, es un punto a su favor. Por cierto ¿Os he dicho que la contraportada y las ilustraciones de las guardas interiores son maravillosas?.



Seguid atentos a este, vuestro blog. La semana que viene volvemos pisando a fondo el acelerador con TABOO 3: MIRA MAMÁ. SIN FRENOS.

By El Lector Furioso

martes, 2 de septiembre de 2014

ALAN MUR SE MUERE...

... de ganas por leer todos los post de Taboo.

 Alan Mur leyendo con sumo interés, el primer tomo de las obras completas de El Blog Sucio.

Todos los lunes aquí, en el Blog Sucio, el hogar del auténtico cómic independiente.

Por Glycon, este blog es más interesante que el diario de Rorchac

¡No os lo podeis perder!

Con Tavú, Alan Mur encontró el hamor... ¿va a ser usted menos?

El Blog sucio, porque la actualidad nos importa un huevo.